Corte Interamericana defiende la obligación de los estados de proteger ambiente


San José, Costa Rica, 7 de febrero de 2018.- La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) reconoció la relación “innegable entre la protección del medio ambiente y la realización de otros derechos humanos”, en su Opinión Consultiva OC-23/17 SOBRE “Medio Ambiente y Derechos Humanos”.

 

Por primera vez la CorteIDH desarrolló el contenido del derecho al medio ambiente sano, en el ámbito interamericano se encuentra regulado, tanto por lo dispuesto en el artículo 11 del Protocolo de San Salvador, como en el artículo 26 de la Convención Americana, que contiene los derechos económicos, sociales y culturales. Igualmente, el Tribunal destacó la relación de interdependencia e indivisibilidad que existe entre los derechos humanos, el medio ambiente y el desarrollo sostenible.

En el escrito determinó que los Estados deben prevenir los daños ambientales significativos, dentro o fuera de su territorio, lo cual implica que deban regular, supervisar y fiscalizar las actividades bajo su jurisdicción, realizar estudios de impacto ambiental, establecer planes de contingencia y mitigar los daños ocurridos.

Los Estados están obligados a respetar y garantizar los derechos humanos de todas las personas, así como actuar conforme al principio de precaución frente a posibles daños graves o irreversibles al medio ambiente que afecten los derechos a la vida y a la integridad personal, aún en ausencia de certeza científica y garantizar el acceso a la justicia, en relación con las obligaciones estatales para la protección.

 

También estableció la necesidad de cooperar con otros estados para la protección del ambiente y garantizar el derecho a la participación pública en la toma de decisiones y políticas que afecten el ambiente.