3 DE DICIEMBRE: DIA INTERNACIONAL DEL NO USO DE PLAGUICIDAS


Esta fecha fue establecida por las 400 organizaciones miembros de la Red de Acción en Plaguicidas, PAN Internacional (Pesticide Action Network), en 60 países, recordando a las más de 16 000 personas fallecidas a consecuencia de la catástrofe de Bophal, India, ocurrida en 1984 por el escape de 27 toneladas del gas tóxico metil isocianato, utilizado en la elaboración de un plaguicida de la Corporación Union Carbide. Este desastre químico ocurrió en un área densamente poblada y sólo en los tres primeros días murieron 8 000 personas.

En América Latina, el uso de plaguicidas causa la intoxicación de millones de personas, incluyendo consecuencias fatales, muchos de ellos niños, sin embargo nadie asume la responsabilidad y estos casos solo quedan como daños colaterales de la actividad agrícola.

3-de-diciembre-300

En nuestro país la economía y la producción tienen preeminencia sobre la salud pública, solo así se explica que luego del comunicado de la OMS sobre los efectos potencialmente cancerígenos del herbicida glifosato, – el agroquímico de mayor  importación y utilización –  las instituciones pertinentes no han tomado  posicionamiento a favor de la protección de la salud de la población, planteando la necesidad de su retiro paulatino y eliminación, como lo ha hecho el INCA (Instituto Nacional del Cáncer) de Brasil u otros países.

La campaña ¿“Sabemos que estamos comiendo”? impulsada por instituciones de la sociedad civil también se ha fundamentado en la necesidad de que a nivel local se incorporen las recomendaciones de la FAO y la OMS, en cuanto a la restricción de plaguicidas muy utilizados en vegetales de consumo diario en fresco, que tienen un efecto crónico en la salud del productor y consumidor, tales como cáncer, disrupciones endócrinas, efectos en la reproducción humana.

Un aspecto critico en la gestión de plaguicidas en nuestro país se relaciona con la poca articulación entre sectores de la Salud y el Ambiente y el déficit en el monitoreo de la implementación de las normativas y la fiscalización del cumplimiento, en especial de aquellos que involucran derechos de terceros.

La Red de Acción en Plaguicidas y sus alternativas para américa Latina- RAPAL, miembro de PAN International, viene desde el año 1985 alertando sobre la toxicidad de los plaguicidas y los efectos en la salud, así como de los cultivos con organismos genéticamente modificados; en nuestro país a través de ALTER VIDA como punto focal desarrolla investigaciones, difusión en el tema e incidencia en políticas públicas.

Existe mucho por hacer en la gestión de plaguicidas, pero lo más importante es la voluntad política de asumir que su uso no es solo un tema agrícola, es un tema de SALUD y AMBIENTE.

Contactos: Víctor Benítez – BIODIVERSIDAD, ALTER VIDA 298842/3, cel 0982716000